martes, 29 de noviembre de 2011

"El libro de los viajes equivocados" en Europa Press


"Cortar el presupuesto a la cultura es cortar las alas al país", ha manifestado la escritora Clara Obligado, quien ahora publica El libro de los viajes equivocados (Páginas de Espuma), una metáfora de la vida contada a través del relato corto. A través de una espiral narrativa, estos cuentos llevan al lector a preguntarse acerca del mundo que le ha tocado vivir.
   El viaje por el amor, por el interior personal, el que emprenden los emigrantes, el turístico o el de los presos que viajan en trenes hacia campos de concentración. Todos ellos aparecen en este paseo por la Historia de Europa y por las historias de las personas que la han protagonizado, en voz baja y sin hacer ruido.
   Aquí aparecen grandes momentos de la Historia, como el desembarco de Normandía o la Revolución Francesa, pero se cuentan "de costado" como telón de fondo de lo que realmente le preocupa a Clara Obligado. "No me interesan las gestas, me importa lo que le ocurre a la gente", afirma.
   Su propia vida se enmarca en un viaje de ida y vuelta: El que realizó su familia en el siglo XVIII de España a America Latina --"el del conquistador"--, pero también "el del exilio" que le llevó a abandonar Argentina a finales de los años 70, para escapar de la dictadura. Por ello, puede afirmar que no pertenece del todo a ningún lugar. "Verlo desde fuera permite pensar sobre ello", señala.


   Aunque trata de dibujar la historia del viejo continente y pensar acerca del lugar en el que estamos hoy en día, matiza que no es ensayista ni filósofa, tan solo cuenta cuentos. "¿Qué sentido tiene escribir hoy en día con la situación que hay? A mí me permite reflexionar", destaca.
   La película 'Los puentes de Madison' le ha servido a Obligado para emprender un viaje literario con el amor como ruta y pensar acerca del amor romántico. "Es una película que me inquieta, así que aquí reflexiono sobre si ella hizo bien o mal, si es bueno seguir a un hombre otra vez", cuenta.
   El azar juega un papel importante en su literatura. "Llegué al país sin marco ni contexto. Empecé de la nada así que entendí cómo el azar interviene en cada decisión", señala, aunque matiza que "no todo es azar". "Los impulsos son decisiones, es una forma rápida de inteligencia", precisa.

LITERATURA FEMENINA

   La autora de 'El libro de los viajes equivocados' ha confesado que sí cree en una literatura femenina, aunque ha manifestado que le "preocupa" que se cree un gueto y "otra forma de exclusión". "El Premio Nacional de la Crítica solo se concede a hombres, es una injusticia", critica la escritora, ya que esto es una prueba de que el "prestigio literario" solo les alcanza a ellos.
   "Hay características distintas, pero sexo y género no es lo mismo, porque lo femenino también pertenece a los hombres, así que las fronteras no están tan claras", señala Obligado. Para ella, la vida de dos mujeres puede ser muy distinta, porque pueden tener experiencias muy distintas, como ser madre y rechazar la maternidad.
   Entre las mujeres que destaca de la nueva oleada de escritores, destaca a Patricia Esteban Erlés (Zaragoza, 1972) y Carmen Peire (Caracas 1952). "La temática que ofrecen ya no está relacionada con el papel de víctima que se ha dado a la mujer siempre", señala. En el lado contrario, sitúa "el fracaso, la lucha, la seducción y el valor" como temas "aburridos", que permanecen en el universo literario.
   Clara Obligado fue la primera persona que impartió un taller de escritura en España. "Lo primero que ha de tener claro un escritor es ser modesto, ver su propia obra de manera crítica, aprender a leer y a leerse", resume.
   En este sentido, lamenta que "hay una tentación hoy en día de ser famoso de forma muy rápida, y la literatura no es un buen lugar". A su juicio, eso hace que la calidad de la obra sea mediocre. La fama es efímera por naturaleza, pero el talento es distinto".
   En palabras de Obligado, se podría decir que "el cuento está ligado a los talleres de escritura" y que, por lo tanto, la literatura latinoamericana ha influido en la nueva escritura. "Hay una generación muy potente de gente joven". En este sentido, señala: "No se puede entender a Carver sin los talleres".
 
Fuente original aquí